Definición de Ventaja Competitiva

STV
A. Dubey, Lic. en Economía (UNAM)
12/2021

La ventaja competitiva es el posicionamiento por arriba del adversario más cercano, observado en muchos sectores, en la economía, el mercado, ámbito profesional y empresarial, aunque regularmente se define a las actividades comerciales, donde existe mucha competitividad entre productores, distribuidores y vendedores. Esta ventaja en general se desarrolla de manera natural, por ejemplo, cuando en un territorio determinado se encuentra un recurso natural especial que en otro lugar no existe, siendo una ventaja ante un posible competidor que produce lo mismo, pero no tiene este recurso a la mano y simple como el otro.

Estrategias de Michael Porter

Este término fue acuñado por Michael Porter en su análisis sobre las estrategias genéricas, donde se explica que sobresalen tres estrategias, las cuales son liderazgo de costes, enfoque y diferenciación, a partir de las que se puede determinar o establecer una ventaja competitiva, como estrategia para posicionar una marca, empresa o nación en condiciones mejores en el ámbito comercial, obteniendo mejores ganancias y beneficios:

Liderazgo de costos.- En este rubro estratégico se intenta disminuir costos en la producción o cualquier otro sector. Este ahorro se refleja en el precio en al final del producto, creando una ventaja por ofrecer un precio competitivo, como parte de esta metodología se agrega nueva tecnología para aumentar la eficiencia.

Diferenciación.- Estrategia para crear un producto con alta calidad que permita aumentar el precio a diferencia del de la competencia. Se debe aumentar la calidad de los productos para que exista una fidelización, con ello, mantener la ventaja gracias al gusto del consumidor.

Enfoque o segmentación.- Conjunto de consumidores bien definidos a los que va dirigido el producto. Se toma en cuenta a los clientes potenciales conforme a sus características, como estudios, lugar de nacimiento, entre otras, que son de vital importancia para la estrategia.

Estos planteamientos se mezclan entre sí para poder crear la ventaja competitiva. También, se deben considerar elementos claves que se pueden explotar, por ejemplo, ya se ha mencionado la naturaleza como factor generador de un posicionamiento geográfico, el cual ofrece el atributo de estar adelante con la competencia, por caso, un país que tiene minerales especiales como la Mica, con la cual se elaboran cosméticos, siendo la India un lugar donde sobresale su existencia. Muchas estrategias para obtener la ventaja competitiva se dirigen a la atención al cliente, que parte del apartado en el enfoque o segmentación; la correlación de las tácticas es indeterminada, se puede agregar tecnología para crear un producto de alta calidad y con ello disminuir costos y obtener mayores beneficios por un aumento considerable en el precio, sin embargo, es aconsejable mantener una combinación de estrategias con estabilidad.

Matriz de estrategias para la competitividad

La combinación de estrategias se aprecia claramente en la matriz que se muestra a continuación, donde se identifica la correlación adecuada, ya que pudiera resultar complicado usar dos al mismo tiempo, obteniendo resultados negativos, en especial por no poder ser completamente realizadas en su totalidad.

A veces para obtener una ventaja ante un competidor, las estrategias se basan en temáticas con referencia a las preferencias de los consumidores, tal es el caso del reciclaje, valores morales o inclusive de carácter espiritual, siendo la religión un importante medio para conseguir mayor atención de los clientes con miras a colocarse delante la competencia.

Factores clave hacia resultados favorables

Una vez generada la estrategia, lograr un posicionamiento es determinante el establecimiento y durabilidad de esta ventaja, por lo que la gestión es de vital importancia, en especial porque el competidor sin duda alguna tratará de implementar una fórmula para adelantarse, por ello es que se debe tomar en consideración la permanencia de la competitividad. Esto se logra gracias a la innovación. Siempre estar en constante creatividad con respecto a la calidad en los productos y el servicio al cliente.

Cada estrategia debe ser creada tomando en cuenta su estabilidad, considerando un periodo de tiempo para poder estar preparado con otra una vez que se vaya extinguiendo. A esto se le conoce como sostenibilidad, y para lograrla es buena idea enfocar recursos financieros a las áreas pertinentes. Sobre la base de la innovación y la sostenibilidad se mantiene la ventaja, ya que a partir de esta originalidad estratégica será difícil perder el posicionamiento.

La ventaja competitiva también se considera a nivel macroeconómico, a partir de la globalización, los países deben ser atractivos para la inversión, por lo que buscar estrategias se ha vuelto un requisito para la política comercial.

> Siguiente >>