Definición de Valor en Riesgo (VaR)

A. Dubey | 08/2021

El VaR es una teoría estadística que permite conocer los límites de riesgo en una inversión, mercado o cualquier otra acción a la que se enfoca una capitalización. Las iniciales VaR están asociadas al ingles Value at Risk, cuyo método cuantifica las pérdidas que pudieran existir considerando un lapso de tiempo determinado; puede ser de un día, una semana, quince días o un mes, habiendo sido ingeniado por la institución financiera JP Morgan en la década de los noventa, durante un auge importante en las bolsas bursátiles en el mundo.

Esta medida o estimación se ofrecía a sus principales clientes, haciendo saber a estos el porcentaje en probabilidad de riesgo en pérdidas antes de invertir o comprar acciones determinadas.

La probabilidad se muestra en porcentajes de entre 1 a 5, por lo que los niveles de confianza deben estar entre el 99% al 95% para que las posibilidades de perder se mantengan entre 1% a 5%. Por ejemplo, si se piensa en la medición del valor de riesgo en un día y se informa que está en un 5% de 10000 dólares, se determina que existirá una posibilidad de 1 entre 5 para una perdida al respecto de los 10000 dólares, esto siempre y cuando exista una condición normal del mercado, y por supuesto que también la posibilidad está en que aumente en un 95% de probabilidad de ganancia por el monto.

Gracias a esta medición estadística, se pueden delimitar los movimientos operativos de la inversión, así como el conocimiento de la rentabilidad y optimización de una cartera determinada, construyendo una gran movilidad de supuestos en los mercados financieros, los cuales generan confianza o desconfianza entre los inversionistas.

Se lo puede entender a través de una gráfica o curva de distribución

La flecha indica la probabilidad de tener un alto rendimiento y la x la probabilidad de que sean menores, en este punto se define el valor de riesgo, ya que se conocen las posibles pérdidas.

El VaR se puede calcular con datos de rentabilidad estimados, así como datos históricos, y también con la ayuda de softwares, los cuales funcionan capturando las informaciones para que el sistema arroje los resultados probabilísticos, mecanismo al que se lo conoce como MonteCarlo.

Inquietudes de la utilización del VaR

La estimación probabilística puede ocasionar estimaciones que pudieran no tener graves consecuencias, sin embargo, a nivel de desconfianza es capaz de ocasionar un deterioro comercial. Este tipo de predicciones han ocasionado graves crisis comerciales y fuga de capitales, debido a que el resultado puede darse por definitivo, sin considerar que es tan solo una probabilidad. También, se debe tomar en cuenta que a veces esta medición no ofrece todos los escenarios posibles.

El método para realizar dicha medición es de vital importancia, a partir de esto los resultados son variables, de modo que pudiera no tenerse la misma valoración utilizando datos históricos. Dado que la movilidad del mercado en la actualidad es diferente y bajo otros factores, el enfoque del proceso debe dirigirse a lo lineal y siempre advirtiendo que es una hipótesis.

Funciones estratégicas

A pesar de estos escenarios negativos, es positivo conocer el VaR para crear una estrategia adecuada. Por ejemplo, para evitar inmiscuir una gran cantidad de porcentaje a la inversión, y una vez que se tengan los rendimientos considerar comprar más acciones o invertir mayor cantidad. Este tipo de análisis suelen ser complementarios en los reportes del VaR y los ofrecen las instituciones financieras que brindan asesoría a empresarios e inversionistas.

Este método probabilístico también se adapta a otras funciones de riesgo. A veces las usan las aseguradoras para evaluar el riesgo de asegurar una persona determinada. También, se usa regularmente para definir el posible peligro de invertir en la compra de nuevo capital fijo, en la contratación de un número de profesionales e inclusive para medir el riesgo de sacar a la venta un nuevo producto al mercado.

> Siguiente >>