Definición de ROI

A. Dubey | 07/2021

El ROI, cuyas siglas responden al inglés por Return On Investment, lo que en español significa Retorno de la Inversión, supone una referencia métrica que ayuda a conocer la calidad y resultado de una inversión, de tal manera de identificar si esta realmente aportó un beneficio importante. El resultado es un indicador que ayuda a conocer el rendimiento no solo de una inversión, sino también de alguna estrategia mercadológica, y se genera a partir de una fórmula matemática, donde se involucran un par de variables determinantes. A manera de síntesis, el ROI se define como un porcentaje de utilidad de ventas en un periodo determinado. Esta medición se puede realizar por mes, bimestral o hasta anual según las necesidades de las estrategias.

La función con la que se mide el retorno de la inversión se conforma de la siguiente manera:

ROI = (Beneficio generado – Inversión) / Inversión x 100

A la inversión inicial se le resta el beneficio obtenido, y se lo divide entre el monto de la inversión, se multiplica por 100. Este porcentaje es el margen de ganancia. Si es resultado es de carácter negativo se debe considerar seriamente qué fue parte del problema, para ello, es importante trabajar con diagramas de flujos, con los cuales se puede definir si la estrategia de la inversión va por un buen camino. La esencia del ROI es siempre obtener un beneficio.

ROI para todo tipo de inversiones

Toda inversión se puede medir bajo esta fórmula, no solo en niveles microeconómicos, sino también de carácter macroeconómico. Los gobiernos siempre quieren saber si la inversión en un programa de apoyo está funcionando, por lo que se mide con el paso del tiempo las ganancias obtenidas por parte de los productores a los que se encauzó la ayuda, utilizando la formula antes mencionada. Esto es tan solo un ejemplo de los tantos tipos de inversión que existen, desde las que involucran acciones en mercados financieros hasta estrategias de publicidad que las empresas implementan para aumentar sus ventas, las cuales requieren ser medidas en un periodo de tiempo, para saber si existen ganancias.

Debido a los formidables resultados de esta fórmula, las empresas la utilizan constantemente, encontrándose con facilidad en diferente programas o aplicaciones para el ordenador. Estos softwares contables y administrativos permiten hacer cálculos ante grandes montos monetarios y diferentes tipos de inversiones, para llevar un excelente control de la información, siendo una herramienta bastante utilizada en inversiones en formato de marketing.

Beneficios y tipos de ROI

Los beneficios de esta medición para conocer si existe un positivo retorno de la inversión son de carácter estratégico. Gracias a ello se puede incentivar el financiamiento hacia un sector o departamento de la empresa en el que se requiere o busca una mejoría, aportando el presupuesto a zonas adecuadas que prometen beneficios. El ROI no es parte de una estimación, es una cifra real de la ganancia, por lo que es altamente confiable. Una vez que se conoce, permite enfocar la estrategia al posicionamiento y en ventaja competitiva, por lo que los resultados de dicha operación siempre van dirigidos direccionar.

Al usar esta técnica es importante establecer la periodicidad con la que se medirán los resultados. Este lapso de tiempo y el enfoque de la inversión ha generado que se clasifiquen ciertos tipos de ROI, los cuales se generan en un momento del proceso en la estrategia, en especial cuando se habla de marketing, comprendiendo de esta modo los siguientes:

ROO.- Retorno de los objetivos, este mide una acción enfocada al crecimiento de los resultados. Puede ser una acción en la mercadotecnia, como por ejemplo una promoción. Se obtiene el resultado de esta estrategia en un periodo de tiempo de corto a mediano, y su fórmula de expresa de la siguiente forma:

ROO = Inversión total / objetivo alcanzado X 100

ROE .- Retorno sobre la participación, esta medición es con bases de datos de los clientes que fueron alcanzados con la inversión u estrategia. Estos datos de compradores y ventas netas suelen ser medidas también bajo las encuestas de calidad que se aplica a los clientes, datos que suelen ser medidos gracias a los CRM, herramientas que miden la fidelidad del cliente. Su forma se expresa en:

ROE = Total personas alcanzadas / Inversión total

ROA.- Retorno de adquisición, este tipo de medición aporta el resultado de lo adquirido como inversión, por ejemplo un contrato con empresas externas. Al medir los resultados de lo gastado y los resultados de las ventas o beneficios, se puede saber si la estrategia fue exitosa. Su fórmula está planteada como:

ROA = Inversión total / Total de aportes monetarios generados

Todas estas vertientes aportan los resultados precisos de lo invertido, siendo altamente eficaces.

> Siguiente: >>