Reconversión de la Moneda en Latinoamérica

A. Dubey | 10/2021

Se ha vuelto una práctica recurrente en algunos países emergentes como método para controlar la inflación, una implementación de cambio a la denominación de la moneda, la cual se enfoca en quitar o agregar ceros dependiendo de la gravedad del fenómeno, por ejemplo, mil pesos pasan a ser un peso, de manera opuesta, un peso se transforma en mil pesos, siendo tres ceros algo de lo más recurrente. Es una medida para enfrentar un problema inflacionario constante. Este acontecimiento tiene muchas teorías y mitos oscuros que tratan de hablar de devaluación y crisis extraordinarias, si bien pudieran ser ciertas, existe ventajas y desventajas de realizar este tipo de acciones.

Uno de los mitos de esta acción se basa en afirmar que las monedas pierden valor, por lo que se arma una cortina de humo reconvirtiendo para establecer, se piensa, que si un dólar pudiera llegar a costar 1000 pesos, con la nueva denominación ese mismo dólar costará un peso. Es una percepción lógica pensar que se hace para equilibrar, sin embargo, la moneda se mantiene en su mismo valor, la medida es para establecer los precios. Si algo vale mil pesos costará un peso, como una cuestión de manejo de cuentas.

Al existir un abrupto crecimiento de precios, ciertos productos pudieran costar cifras totalmente incoherentes, cosas de un millón ahora se transcribirían como de mil millones. Este motivo es el que genera cambiar la moneda para disminuir la descomunal forma en la que se expresa el aumento del precio, siendo esta una ventaja para el control de las finanzas y contabilidad no solo de carácter público sino también en el empresarial.

Ejemplos de los casos latinoamericanos

La inflación es un fenómeno económico constante en países emergentes, por lo que esta acción de reconversión ha sido incesante en la zona de Latinoamérica. México es un caso excepcional, a partir de su crisis fuera de control de hace años, en la década de los noventa se decidió aplicar el cambio junto con otras tantas políticas que buscaban estabilizar y crecer. Se buscaba entrar al comercio internacional con sus principales vecinos en el norte y adentrarse al desmedido crecimiento globalizado. Para participar en esta modernidad se requería de ciertos requisitos, uno de los cuales era tener un tipo de cambio estable, motivo por lo que se tenía que controlar la moneda para poder entender y analizar la movilidad tipo de cambio, no bajo una gran diferencia en ceros por la diferencia de valor, por ello, en enero de 1993 salieron a la luz los nuevos pesos quitando tres ceros a su peso tradicional.

Muchos otros casos notorios se han dado en Argentina, no solo una vez sino varias, en 1970 dos ceros, y el más actual quitando cuatro ceros en 1992. En Colombia se habla desde el año 2002 hacerlo, empero no todos los representantes legislativos están de acuerdo. El fenómeno en Brasil fue inclusive con cambio de nombres, se inició con el cruzeiro al quitar los ceros surgiendo el cruzado, y en 1994 se cambió de nueva cuenta al real.

Todos estos cambios descontrolan a la población, tomando un tiempo un rato en aceptar lo que está sucediendo, en especial los más pobres, los cuales por lo regular no se informan y tienen atesorado su dinero, y si no se hacen los cambios oportunamente, las antiguas monedas pueden ya no valer nada y perder todo el patrimonio que representan. La falta de información es una gran desventaja ante estas reconversiones, ya que si no es entendible, pueden desencadenarse fugas de capitales o que las personas retiren todo su dinero en ahorros, bajar la inversión y morosidad en pagos de créditos.

En Venezuela, la hiperinflación sin control ha generado la acción de la reconversión, no solo se quitaran seis ceros a la moneda, también se cambiara el nombre de bolívar a bolívar soberano a partir del 1 de octubre del 2021, tanto por la inflación como por el tipo de cambio, sino se implementa el valor del dólar pudiera llegar a ser de hasta de billones de bolívares; con esto el gobierno realizara de manera más sencilla su contabilidad pública y la medición de variables monetarias, por supuesto que toda esta modificación debe traer consigo políticas monetarias que generen el control de la inflación; este país ha sufrido mucho por su forma de gobierno, la cual ha ocasionado un bloqueo económico y comercial, ante este grave problema se tienen que adaptar a formas de estabilidad originales. Suena difícil salir de esta crisis, el caso de Venezuela es un extraordinario tal como lo ha sido Cuba, los cuales tienen todo un reto para enfocar sus políticas hacia el crecimiento y el equilibrio.

> Siguiente >>