Inicio

Definición de Psicología de las Finanzas

Nastudio
Nadia Sosa Hita, Lic. Finanzas (UACJ)
12/2021

La psicología aplicada al campo financiero es la relación o vínculo entre la conducta humana y los procesos cognitivos con el comportamiento de los mercados y el mundo de las inversiones. La manera en que se genera el comportamiento y la volatilidad dentro de los mercados financieros o de valores se encuentra estrechamente relacionado con la conducta y sobre todo los procesos psicológicos que llevan a cabo los inversionistas y demás usuarios que operan dentro de dichos espacios.

Sesgos cognitivos y ejemplos visibles

Cuando hablamos de un sesgo cognitivo nos referimos a un proceso psicológico y que por lo general es complicado distinguirlo en primera instancia, alterando el juicio de las personas, en este caso los inversionistas, además distorsionan gradualmente el proceso mental y son una gran influencia a la hora de tomar decisiones de inversión. A continuación, presentamos una serie de ejemplos los cuales se presentan en distintos perfiles de inversores y etapas en el proceso para adquisición o venta de activos financieros.

Efecto anclaje

Como su nombre lo menciona, cuando se lleva a cabo este comportamiento, el inversor suele enfocarse o “anclarse” a cierto dato, rasgo o información a la hora de tomar una decisión y los toma como punto de referencia para el resto del proceso.

Para contextualizar con un sencillo ejemplo en el ámbito comercial, esta situación sucede cuando una persona desea comprar cierto producto por un buen precio, este individuo comienza el proceso de compra realizando una comparación del mismo producto en distintos establecimientos comerciales, posicionándolos de manera jerárquica del mayor al menor precio, de manera que se presta una peculiar atención en la cantidad de dinero que debe pagar por el producto y considerando en segundo plano otros aspectos como; calidad, duración, funcionamiento, entre otros.

En el mundo de las inversiones el efecto anclaje se puede presentar cuando nuestra atención se focaliza en cierto precio o empresa sin tomar en cuenta otros aspectos de importancia, los cuales influyen en el comportamiento de la acción y los cuales se pueden utilizar a beneficio del inversionista.

Sesgo de información

Dentro de este comportamiento el inversionista suele buscar información o fuentes que sustenten sus creencias e ideologías, generalmente todos aquellos datos que contradigan o pongan en duda su postura serán inmediatamente desechados.

Heurística de probabilidad

Esta condición se presenta cuando el inversionista toma decisiones en base a sucesos o experiencias vividas anteriormente, así como las creencias o ideologías personales. En la mayoría de las ocasiones no se toma en cuenta información objetiva; por ejemplo, la influencia de ciertas frases o especulaciones como “Las acciones de esa empresa siempre se desploman”, de modo que la persona se deja llevar por esta información un tanto subjetiva sin antes analizar los comportamientos, estructura financiera u otros factores que ayudan a predecir de una manera más precisa el comportamiento en el precio de la acción y por ende tomar una decisión fundamentada en hechos reales.

Uno de los errores más comunes que cometen los inversionistas es dejarse llevar por la corriente de las noticias, de modo que estas generan pánico en los mercados y no siempre conducen a tomar la mejor decisión de inversión. El vender grandes volúmenes de acciones como respuesta a la tensión experimentada es un claro ejemplo de esta situación.

La heurística de probabilidad mantiene una gran similitud con el “efecto de arrastre” en el que las decisiones se ven sesgadas por las opiniones en la mayoría de la población.

¿Cómo sobrellevar los sesgos cognitivos?

Uno de los primeros pasos para llevar a cabo una mejor gestión dentro de las inversiones y sobre todo en la toma de decisiones, es reconocer estos sesgos cognitivos como una barrera o impedimento para obtener un beneficio mayor.

El tomar decisiones basadas en estadísticas o métodos científicos que permitan obtener un mayor grado de certeza, es una de las estrategias clave y una de las principales soluciones a las limitaciones que generan los sesgos cognitivos antes mencionados. Además de fundamentar estos procesos en estas metodologías, es importante aislar creencias personales las cuales pueden llegar a nublar el juicio y el panorama real en el comportamiento del mercado.

Es real que la experiencia hace al maestro, por ello es importante obtener un aprendizaje constante, pero sobre todo detectar y reconocer los errores cometidos, propicia una ventaja competitiva a la hora de manipular y operar dentro de los mercados financieros.

> Siguiente >>