Definición de Producción

Angel Larrama, Lic. en Economía (UdelaR) | 10/2021

La producción es toda actividad económica en la que un conjunto de factores productivos crea bienes/servicios, mediante un proceso que, a partir de determinados inputs (insumos), obtiene determinados outputs (productos). Los inputs están compuestos primordialmente por trabajo, energía, materiales, materias primas, insumos, maquinaria e instalaciones, conocimiento (know how) y la tecnología; mientras que, los outputs son bienes o servicios que pueden comercializarse en el mercado. Cabe destacar el valor agregado que entraña la actividad productiva, en la medida en que es la combinación de los diferentes factores productivos, la que permite obtener un bien o servicio con mayor valor económico que la suma de valor de los inputs.

Reflejo y medición de la producción a base del PBI

A nivel macroeconómico, la producción de un país se mide a través del Producto Interno Bruto (PIB). Dado que la producción se comercializa en el mercado mediante operaciones de compra-venta, en cada transacción hay un comprador y un vendedor, y por tanto, cuando medimos la producción de un país a través del PIB, también estamos midiendo el ingreso total y el gasto total de la economía. La apreciación anterior tiene su correlato en la medición del PIB, debido a que el PIB de un país en un determinado período –habitualmente un año – puede medirse sumando todos los ingresos percibidos por los agentes de la economía.

Por otra parte, el PIB también puede calcularse sumando el gasto agregado en bienes y servicios finales producidos en la economía en un año determinado. Finalmente, la otra forma de medir el PIB, es cuantificando directamente la producción de bienes y servicios finales que realizan las empresas.

En relación a la definición del PIB, es pertinente señalar la referencia a los bienes y servicios finales, esto es, aquellos bienes y servicios cuyo destino es el consumo final –en el período de tiempo bajo análisis. La idea detrás de este criterio es no duplicar el valor de los bienes y servicios intermedios que ya está incluido en los precios de los bienes y servicios que adquiere el consumidor final. Por ejemplo, pensemos en la producción de pan, donde la harina es un insumo intermedio para la producción de dicho bien.

Si para calcular el PIB sumáramos, por un lado, el valor de mercado de la harina producida en los molinos harineros, y por otro, el valor de mercado del pan fabricado por las panaderías, estaríamos contando dos veces el valor de la harina, ya que en el valor del pan ya está incorporado el valor de la harina. Por esta razón, el PIB considera el valor de mercado de todos los bienes y servicios finales, para no duplicar el valor de aquellos bienes y servicios que forman parte del proceso productivo de otros bienes y servicios.

En definitiva, el PIB intenta medir el valor agregado por todos los productores en las diferentes etapas de la cadena de producción, pero sumar el valor agregado no es equivalente a sumar los valores de producción de las empresas, porque en si hiciéramos esto, estaríamos duplicando el valor de los bienes intermedios, que son aquellos que una vez producidos ingresan en un nuevo proceso productivo para transformarse en otro bien. No obstante, esta regla tiene su excepción, ya que el PIB también considera algunos bienes intermedios. Sin embargo, esto solo ocurre en el caso de los bienes intermedios que fueron fabricados en el año analizado pero que quedaron en inventario, es decir, al cierre del período aún no habían llegado a ingresar en un nuevo proceso productivo. Por lo que, en este caso, el bien intermedio se considera temporalmente como bien final, y será incluido en el PIB.

Ecuación del PIB

En el análisis macroeconómico, el PIB se divide en cuatro grandes componentes, que son: el consumo, la inversión, el gasto público y las exportaciones netas. Esta composición del PIB se expresa en la siguiente identidad de la contabilidad nacional:

Y=C+I+G+XN

Donde Y representa el PIB de la economía, C es el consumo, I refiere a la inversión total, G corresponde al gasto del gobierno y XN a la variable exportaciones netas.

La ecuación planteada es una identidad, lo que implica que se cumple siempre. Esto se debe a que cada unidad monetaria de gasto que forma parte del PIB de una economía (variable Y en la ecuación) corresponderá a gasto en consumo (C) o inversión (I) o gasto público (G) o exportaciones netas (XN). Por otra parte, la ecuación del PIB es a la vez una ecuación de oferta y demanda, donde el PIB representa la oferta total de bienes y servicios producidos por una economía, y los cuatro componentes del lado derecho de la igualdad reflejan la demanda total de bienes y servicios producidos por un país.

En lo que sigue, veremos con más detalle los cuatro componentes del PIB de una economía, que como señaláramos, representa la demanda agregada de la economía por producción nacional de bienes y servicios.

El consumo, motor para el crecimiento y desarrollo de la producción

El consumo corresponde al gasto que realizan los hogares en bienes y servicios. En consecuencia, el PIB incluye tanto el gasto que los hogares realizan en alimentos, educación, salud y otros bienes no duraderos; así como, el gasto en heladeras, televisores, automóviles y otros bienes duraderos. Cabe destacar que, la compra de vivienda nueva no es considerada como consumo de los hogares, sino que es categorizada como inversión, siendo además, el único gasto de los hogares que es considerado inversión en la contabilidad nacional.

Cabe destacar que, el consumo es el componente más importante del PIB de una economía, ya que representa para la mayor parte de los países cerca de dos terceras partes del PIB. Por lo anterior, cuando el consumo muestra un comportamiento de estancamiento o caída, suele observarse el mismo patrón en el PIB del país.

La inversión, y su necesidad en el proceso productivo

La inversión considera la compra de bienes que se utilizarán en otros períodos futuros para fabricar nuevos bienes y/o servicios. En consecuencia, incluye las compras de maquinarias, equipos y la construcción de edificios industriales que realizan las empresas. Por ejemplo, cuando una empresa agropecuaria compra un tractor, está realizando inversión, en la medida que le permitirá sembrar nuevos cultivos y obtener nueva producción de granos en el futuro.

Como mencionamos anteriormente, en el componente inversión del PIB también figuran las compras de vivienda nueva que hacen los hogares.

Es importante señalar que la inversión a la que se hace referencia no incluye la adquisición de activos financieros como pueden ser bonos o acciones, sino solo a la inversión en bienes que serán usados para producir otros bienes y/o servicios. Por lo tanto, la compra de maquinaria es considerada inversión, porque se trata de un bien que se utilizará en la producción de nuevos bienes en el futuro, mientras que, la compra de una acción, no es considerada inversión, porque no puede ser empleada para la producción nuevos bienes.

El gasto del gobierno, fuente de producción y trabajo local

El gasto del gobierno hace referencia a las compras de bienes y servicios que realizan los organismos pertenecientes a las administraciones públicas (tanto nacionales como regionales o locales). En tal sentido, este componente del PIB contiene las compras de materiales para las escuelas públicas, los medicamentos para los hospitales estatales, las obras públicas (como carreteras, puentes o tendido eléctrico), entre otros gastos gubernamentales.

Es importante aclarar que ciertas partidas de la seguridad social, como las jubilaciones, no son consideradas dentro del componente gasto del gobierno, ya que, en rigor estas prestaciones reasignan ingreso generado en otros períodos y son otorgadas sin recibir a cambio ningún servicio productivo por parte del beneficiario en el período en cuestión –ya que el servicio laboral se prestó en un período anterior. En consecuencia, este tipo de prestación de la seguridad social no se toma en cuenta porque no implica nueva producción en el período bajo análisis.

Las exportaciones netas, y una producción en expansión global

Las exportaciones netas consisten en la diferencia entre el gasto de los extranjeros en la compra de bienes y servicios producidos internamente (exportaciones) y el gasto de los residentes del país en la adquisición de bienes y servicios producidos en el exterior (importaciones). En tal sentido, cuando el café colombiano Juan Valdez es vendido hacia un país extranjero, estaremos hablando de una exportación de Colombia; mientras que, cuando Apple vende una Macintosh fabricada en Estados Unidos a una empresa instalada en Colombia, estaremos hablando de la importación de un bien para la economía colombiana.

La palabra netas en el término exportaciones netas hace referencia a que las importaciones se restan de las exportaciones. Tomando como referencia los ejemplos planteados, las exportaciones de café Juan Valdez son producción colombiana, por lo que, se consideran como parte del PIB de Colombia. Sin embargo, el gasto correspondiente a la importación de la Macintosh desde Estados Unidos, se restará para obtener el PIB, ya que si bien es gasto de un residente de Colombia, no se trata de producción de dicho país.

> Siguiente >>