Posibilidades en los Derechos Especiales de Giro en Latinoamérica

A. Dubey, Lic. en Economía (UNAM) | 08/2021

El 2 de agosto se ha aprobado de manera histórica una ampliación de acceso a Derechos Especiales de Giro (DEG) por la cantidad de 650 mil millones de dólares de parte del Fondo Monetario Internacional, para ser repartidos por todos sus integrantes, siendo esto un beneficio especial a lo que tienen economías emergentes, los cuales se encuentran en mayor medida en una situación difícil de liquidez.

Es importante conocer cómo actúan estos DEG para entrar a un mejor contexto: estos son algo parecido a un tipo de cambio, pero no funcionan como una moneda tradicional, solo son un activo como parte de las reservas internacionales de cada país, el cual puede tener un valor con respecto a las más importantes divisas (dólar, euro, libra, yen y actualmente el renminbi) siendo las monedas de los principales países importadores del mundo. Los activos DEG no son tangibles, son digitales, pero se pueden hacer efectivos en los procesos de transacciones en el comercio internacional. El valor de estos derechos se cotiza bajo el patrón dólar.

Los DEG fueron creados en la década de los sesenta como medida de complemento en reservas para países miembros del FMI, su manejo es bajo unidad de cuenta como un derecho que se tiene en esta institución, que se contempla bajo las monedas antes mencionadas. Estos títulos aportan liquidez a los países debido a que pueden pagar deudas de comercio o amplía créditos por parte de algún tratado comercial.

Ahora ¿cómo un país puede obtener mayor cantidad de DEG? a través de cuotas que se basan en el poder de producción de cada uno, siendo también un factor que aporta confianza en inversión, motivo por el que los países poderosos tienen mayor cantidad de DEG, en especial porque gracias a su capacidad económica pueden aportar cuotas altas.

Una transferencia única

Lo que acontece hoy día no se ha visto nunca en la historia de la economía financiera, esta repartición de giros no tendrá costo alguno para los países beneficiados. Cabe destacar que son alrededor de 190 países que son miembros del FMI los que tendrán un porcentaje con respecto a las cuotas que aportan.

Por ejemplo a México se le asignaron 12 mil 200 millones de dólares, por su aportación de 6.1%, caso contrario a Estados Unidos de Norteamérica que les corresponde 113 mil 400 millones de dólares. Esta acción de liberar derechos de giro se debe a la solicitud unos meses atrás por parte de los principales bancos centrales del mundo como medida para establecer la liquidez alrededor del globo, siendo aprobada para entrar en acción el 23 de agosto del año en curso.

Los debates al interior han comenzado sobre la utilidad de los DEG, en el caso de Argentina se ha decidido que se usarán como pago de deuda al FMI, esto se puede hacer debido a que la funcionalidad de los giros lo permite. Se pueden conservar como reservas internaciones, pagar mayores cuotas para aumentar con el tiempo asignación de DEG, es decir, hacer una inversión a largo plazo o cambiar si es que se requiere por monedas libres, lo que dependerá mucho de los estatutos legales de cada país y sus respectivas políticas monetarias.

El caso México

En México el presidente quiere hacer uso de esta cantidad para pagar una parte de su deuda, disminuir el saldo y bajar los intereses; solo que esto no se puede, debido a que en este país la autoridad del banco central es totalmente autónoma tomando a consideración que dichos activos no son una moneda y no se pueden usar de esta manera. La situación ha entrado en un conflicto de poder en el que el banco central asegura que no se puede hacer, y el gobierno afirma que es factible. Muchos actores financieros apoyan al presidente en esta cuestión, inclusive el FMI ha ratificado que este crédito flexible puede usar usado bajo esta modalidad.

El debate continúa y no se ve una solución, se estima que se recurrirá a instancias legales para definir el uso de los derechos especiales de giro, las autoridades del Banco de México aseveran que estos activos se mantendrán como parte de lo que son, reservas internacionales, fortaleciendo el tipo de cambio, consolidar inversiones, capitalizar y financiar.

No solo en México existe esta expectación, algo similar se ha dado en Colombia, país que tiene una deuda enorme y que mejor manera de disminuirla utilizando estos activos para bajar intereses; si bien esta acción trata de generar liquidez mundial, tal parece que los países juegan a bajar sus deudas dejando de lado la importancia que pueden tener de liquidez, aprovechando estas reservas para aumentar su producción, cambiando la balanza comercial a mayores exportaciones. Esto refleja que las deudas externas se han vuelto un lastre para la estabilidad económica de los países con constantes crisis, que afecta históricamente al conjunto de la región latinoamericana.

> Siguiente >>