Definición de la Media Década Perdida (1998–2002)

A. Dubey, Lic. en Economía (UNAM)
Dic. 2022

Es un periodo de tiempo en el que América Latina de nueva cuenta sufrió un colapso económico muy similar al de la década de los ochentas, la crisis que dio origen en 1982 se destacó por una enorme devaluación y bajas en las caídas de los precios del petróleo, combustible en el que basaban su economía gran parte de las economías latinas, en especial Brasil, México y Venezuela; la recién calificada media década perdida comprende el periodo 1998 – 2002, siendo el endeudamiento una de las principales causas, donde estado se encontraban en un tremendo caso de falta de liquidez que se les salía de control, tan solo (según cifras de la OCDE) la deuda publica generalizada en el continente representaba alrededor del 15% del PIB de cada país, una enorme cantidad de su producción era solamente para pagar los intereses.

A partir de esta falta de pago, era poco probable que la inversión estuviera entusiasmada a llegar a dichas naciones, generando con ello una desestabilidad en los mercados bursátiles y el comercio internacional; dentro de las características más notorias en estos años fue la constante emisión de bonos por parte del gobierno para poderse financiar, la cual desemboco en una paradoja, para obtener recursos y pagar la deuda externa creaba una deuda interna que crecía a gran velocidad, aumentado el endeudamiento por ambos frentes, ante esta dicotomía, surgieron rescates de emergencia por parte de instituciones financieras internacionales a países que no podían más con el problema, tal es el caso de Argentina y Uruguay, dicho endeudamiento también genero una terrible depreciación en las monedas locales.

Erróneas políticas fiscales como parte del problema

Al inicio de la década de los noventa, después de superar una gran crisis a finales de los ochenta, las potencias económicas en América Latina tuvieron en enorme apoyo financiero de instituciones internacionales, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial aportaron créditos que permitieron ver una luz al final del túnel, empero, a partir de la mala administración.

El mal diseño de políticas fiscales y en el desarrollo de las finanzas fue parte todo este crecimiento en la deuda, desarrollo que se bautizó como el “efecto de la bola de nieve” porque se fue agrandando consecutivamente, tal cual sucede con una pequeña bola de nieve que cae por una montaña, todo este acarreo no afecta solo a un país, sino a todo el mundo, ahora que hay un vínculo comercial internacional se ha comprobado que la desestabilidad particular trae consigo efectos negativos para el resto del planeta, tal como se ve en la actualidad con la guerra en Ucrania y la crisis alimentaria por el trigo.

Los países después de la media década perdida

A partir de la salida en la etapa conocida como la media década perdida, La CEPAL y OCDE incitan a los países a estar siempre preparados una situación similar, a tener finanzas sanas y establecer la competitividad apoyando la industria nacional, a dichos lapsos de tiempo donde las economías no tuvieron crecimiento alguno se les conoce como perdidos, ya que no sucedió nada en cuanto al desarrollo económico, en la actualidad cada que el PIB mundial no crece en un periodo de dos años se le clasifica bajo dicho adjetivo, con la pandemia recién ocurrida ya se habla de otro momento perdido muy en especial como en otros casos afectando en mayor medida a las economías emergentes, esto se aprecia con claridad en la gráfica debajo, tomada de la base de datos del Fondo Monetario Internacional con respecto al desarrollo del PIB en el mundo.

Se aprecia la baja en la producción durante la media década perdida y su comparación a la crisis en la década de los ochentas, la cual denota un peor deceso, a partir de las medidas de sostenibilidad de la deuda es que se ha podido mantener un equilibrio, el cual se descontrolo de nueva cuenta seis años después en el 2009, etapa que se conoce como la gran recesión, ya en el año 2020 se aprecia otra baja considerable con la crisis de salud, la CEPAL estima que el crecimiento para el año 2023 será invariable, que se mantendrá bajo un raquítico porcentaje.

En el año 2003 el Fondo Monetario Internacional incentivo a las naciones a sostener sus adeudos a partir de apoyar la industria local, buscando equilibrar las balanzas comerciales y si era necesario buscar un adeudo, pero en el corto plazo y bajo estudios de riesgos y presupuestos, también se recomendaba generar políticas de gestión que brinde solvencia a la estrategia, con el paso del tiempo dichas recomendaciones estabilizaron unos cuantos años.

Comente

¿Qué opinión le merece este tema? Aporte con su comentario, gracias por su participación.

Todos los comentarios son moderados, para evitar los malos usos. Su email y asociación de datos no son negociados, manteniéndose reservados. Este espacio tiene fines educativos/informativos.