Definición de la Ley de Rendimientos Decrecientes

A. Dubey, Lic. en Economía (UNAM)
12/2021

Esta marco jurídico determina una disminución productiva e ingresos a medida que se agregan factores de producción al proceso de transformación. Este descenso ocurre por el exceso de agregados a los activos en el proceso, a lo que la producción tiende a estancarse o decaer, el ejemplo que lo puede especificar claramente es la excesiva contratación de empleados para producir, a lo que, sin duda, se incrementa la producción, pero en cierto punto se llega al hartazgo, por el que es una necesidad detenerlo, debido a que se obtiene un alto stock de mercancías; la producción baja por el exceso de oferta, y al bajar deben existir despidos, por lo que no es factible la incorporación excesiva de factores productivos.

En el caso de los trabajadores sucede por su aumento, puede que el obrero que utiliza una maquina sea suficiente, y no dos o tres haciendo lo mismo y estorbándose; claro que al parar la producción se refleja en los salarios, que tienden a bajar y con ello se despide a los trabajadores, aumentando tasas de desempleo. Cabe destacar que la ley solo funciona si las demás variables de la producción permanecen constantes y los aumentos son tan solo en una. Esta ley fue estudiada por ciertos autores economistas que explicaban claramente el funcionamiento de la economía, entre ellos destacan Thomas Malthus, David Ricardo y Jacques Turgot.

También, hay que considerar que este marco fue concebido específicamente hacia la producción agrícola, donde los factores agregados eran considerados naturales, por ejemplo, exceso de lluvias, fertilidad y otros, por lo que se hace mención a la fuerza de trabajo; la esencia de la ley es bajar factores de producción conforme se van obteniendo mayores beneficios, de tal modo que se debe establecer un equilibrio.

Se refleja, por ejemplo, en el siglo XVIII, respecto de las parcelas de la tierra, a lo que, si se tienen dos parcelas que producen dos vegetales, para obtener mayores utilidades es necesario incrementar el proceso creativo, ya sea que se amplíe la tierra o, si no se puede por la fertilidad del terreno, aumentar la cosecha de otros productos en el mismo espacio; puede existir un aumento productivo entre cuatro a cinco vegetales, pero conforme se agreguen más procesos. En los productos de origen inicia un leve crecimiento, inclusive puede ocurrir un retroceso, ya que se descuida el suelo, o se puede agotar por el exceso de producción.

Factores clave

Se reconoce como determinantes que deben ser considerados para que el proceso de producción sea equilibrado conforme a agregados para incentivarlo:

- La producción debe ser uniforme, es decir, idéntica para mantener la productividad en cuestión. Los agregados a los procesos de producción en cuanto a trabajo, maquinaria y capital deben ser bien estudiados y bajo los mismos niveles. Con esto, se puede llegar a un aumento en rendimientos gracias al crecimiento homogéneo, siempre considerando la oferta y demanda.

- Al agregar los nuevos factores debe existir una estabilidad en los agentes ya existentes. Muchas veces lo que se suele integrar en procesos es nueva tecnología, causando un desplazamiento de otros elementos, en especial la mano de obra. Esta desestabilidad puede deteriorar el proceso y romper con los estatutos de la ley.

- El agregado de elementos productivos va de la mano, un claro ejemplo de ello, es en el ejemplo de la tierra, al agregar mayores empleados se necesitará aumentar picos o palas, esto haciendo referencia a la época donde la ley se clarifica, en donde se usan estas herramientas, por lo que se debe invertir al hacerlo, es por ello, que el capital juega un papel importante.

En una gráfica se puede ver claramente el funcionamiento de la ley de rendimientos decrecientes, en un eje se encuentra la cantidad producida, y en el otro la cantidad de trabajo donde se agregan insumos:

Conforme se agrega un elemento adicional, la producción se modifica. Se puede entender en tres etapas: 1) existen rendimientos crecientes conforme se agregan elementos a la cantidad de trabajo, 2) los rendimientos comienzan a decrecer conforme se llega a la producción total que se necesita para solventar la oferta, y 3) inicia una reducción absoluta.

Gran parte de esta ley llegó a ser clave para entender la especialización productiva y el aumento de la calidad en los productos y servicios.

> Siguiente >>