Inicio

Definición de la Ley 3 de 3 (en México) - Causas y Funcionamiento

Paul Craft
A. Dubey, Lic. en Economía (UNAM)
12/2021

Es una ley generada en el 2016 a partir de la creación de un sistema nacional anticorrupción, siendo este fenómeno un mal que aqueja desde hace décadas a los países con economías emergentes, delimitando su crecimiento ante todas las transacciones fraudulentas que se cometen en diferentes estratos de la sociedad, esencialmente en el sector gobierno, situación que ha generado el surgimiento de indicadores de carácter internacional que califican a las naciones del mundo ante este problema, visto como un importante elemento para la estabilidad económica. Un nivel de medición alto implica una desconfianza en la inversión, el ahorro, y la seguridad, acarreando variables como el empleo y el poder adquisitivo.

Causas que motivaron la ley

Causa de la existencia de esta ley fue lo ocurrido en México durante el año 2015, conocido a nivel mundial como “La casa Blanca”, donde se inmiscuía al presidente de la nación en ese momento, Enrique Peña Nieto, y a su esposa, en un escándalo de lavado de dinero por la compra de una casa de alto costo. Esto colocó al país en una puntuación alta en el índice de percepción de la corrupción de transparencia internacional, en el lugar 95 de 165. Además, datos de esa fecha del Banco de México establecen que las pérdidas en corrupción equivalían al 9% del PIB.

La ley 3 de 3 surge como herramienta para regresar la confianza a la inversión y se asocia con el derecho del ciudadano a la transparencia en la información y rendición de cuentas, obligando a todo servidor público a revelar sus declaraciones patrimoniales y fiscales con ello eliminar el enriquecimiento ilícito, los fraudes y los niveles de corrupción.

La aprobación supuso un complejo problema de aceptación, por supuesto que muchos servidores y partidos políticos se mostraron en desacuerdo al momento de presentar la iniciativa generada por grupos no gubernamentales como Transparencia Mexicana y el Instituto Mexicano de Competitividad, los cuales incitaron a diferentes senadores a presentar la propuesta en el Congreso de la Unión, algunos de acuerdo y otros tantos no. Se tomó como decisión que la ciudadanía lo determinara, por lo que se crearon votaciones extraordinarias, siendo estas una de las participaciones poblacionales más épicas en la historia de la política en México.

Si bien ya existía una ley de responsabilidades administrativas donde cada servidor público tenía que presentar una declaración de sus finanzas, un alto porcentaje de ellos no lo hacía, motivo por el cual se necesitaba una modificación que los obligara, a lo que la ley 3 de 3 genera multas e inclusive la pérdida del empleo si lo realizan.

Funcionamiento de la ley 3 de 3

Se llama de esta forma porque cada servidor debe presentar 3 declaraciones:

- Declaración patrimonial, donde se conocen los ingresos y egresos del servidor. En este tipo de declaración existe todo un dilema con respecto a su publicación, ya que pudiera afectar de alguna manera la seguridad del individuo, especificado en el artículo 29 de dicha ley. Si la información afecta a la vida privada del servidor este puede optar porque no sea pública, pero esto no lo exenta a no presentarla, para ello se ampara ante leyes de protección de datos personales.

- Declaración de intereses. En esta se maneja información sobre movimientos financieros y de otras cuestiones que no involucran a su trabajo, posibles viajes o compras para aumentar su vida profesional y familiar.

- Declaración fiscal. Esta es una réplica de sus pagos en impuestos, la cual se debe realizar sin lugar a dudas aunque no fuera un servidor público. Bajo esta ley, se vuelve pública o se puede solicitar bajo ciertos requisitos.

Con la estipulación se mejoró la confianza en los mercados y la estabilidad en la inversión, deteniendo una posible crisis, empero, respecto del escándalo en 2015, el crecimiento fue lento, tan solo del .06 % al año anterior. Cabe destacar que también apareció el caso Oderbrecht que involucró a diferentes países, entre ellos México, marcando la corrupción no como algo interno sino a grandes niveles mundiales.

Con el paso del tiempo México se ha mantenido a niveles intermedios en el índice de percepción, tan solo entre 2019 y 2020 se mejoraron dos puntos, esto a diferencia de países como Perú, Nicaragua y Honduras que se postran a la baja gradual y velozmente.

> Siguiente >>