ampliar imagen
Img.: Erfyzart

Definición de Indicadores Financieros

Nadia Sosa Hita | 09/2021

Los indicadores financieros son referencias de análisis que permiten conocer datos esenciales que influyen directamente en la toma de decisiones de cualquier empresa, entre los cuales destacan los de rentabilidad, liquidez, endeudamiento, actividad o gestión, financiación, y apalancamiento. Estos ratios proveen datos específicos en torno a la posesión de bienes y deudas, crecimiento de las utilidades netas generadas a partir de las ventas, capacidad para solicitar financiación por parte de agentes externos a la empresa como inversionistas, instituciones bancarias, fondos, etc., así como también permiten medir la facultad de seguir operando como sociedad comercial.

Este tipo de información permite determinar el mejor camino de actuación para la salud económica de la empresa, la erradicación de crisis y el crecimiento de bienes, en pocas palabras, se tiene un conocimiento concreto de la dirección que está llevando el negocio y saber si se conduce hacia el éxito o por el contrario, el fracaso.

¿Cómo obtener y calcular los ratios?

Estas herramientas de análisis se obtienen a partir de relaciones entre estados financieros u otros documentos internos de la empresa, principalmente el estado de resultados o también conocido como estado de pérdidas y ganancias, en relación con el balance general o estado de situación financiera.

Para obtener estos ratios es necesario someter las diversas cuentas que integran los estados financieros a métodos mayormente algebraicos, por ejemplo: Si quisiéramos analizar el comportamiento del patrimonio en una empresa “x” a partir de sus bienes almacenados, utilizaríamos el indicador “Rotación de inventarios” el cual se obtiene calculando el inventario promedio, multiplicado por 360 y esta cantidad dividida entre el total de los costos de ventas, de la siguiente manera:

Rotación de inventarios = Inventario promedio * 360 / Costo de ventas

Principales tipos de indicadores a tener presente

Indicadores de rentabilidad

Este tipo de indicadores son los que presentan un análisis más concreto y especifico en torno a la capacidad que tiene la empresa para vender sus productos o servicios y a partir de esta condición, comenzar a generar utilidades netas, es decir, ganancia o beneficio económico para la empresa. Una afirmación que se puede obtener a raíz de estos indicadores, es que una empresa es económicamente viable cuando genera una cantidad mayor en utilidades en comparación con sus gastos totales.

Indicadores de liquidez

El análisis sustraído a partir de los indicadores de liquidez señala la capacidad con la que cuenta la empresa para hacer frente a las deudas de corto plazo, así como la facultad de tornar sus bienes en un activo más líquido, es decir, el efectivo. Con este indicador, además, se obtiene certeza del comportamiento que está presentando el negocio en cuanto al capital y hace conocimiento del manejo de inventarios, por ejemplo, saber en qué proporción se depende de la venta de los elementos que constituyen el patrimonio de la empresa.

A partir del análisis de liquidez también se hace conocimiento del “capital neto de trabajo” el cual se refiere a la reserva monetaria una vez canceladas o saldadas todas las deudas y el cual se destina para hacer frente a imprevistos o también conocidos como contingencias financieras.

Indicadores de endeudamiento

Los indicadores de endeudamiento son aquellos que señalan el porcentaje de participación en la empresa por parte de los acreedores, pero ¿Quién es un acreedor? Es aquella persona que posee el derecho de exigir un pago a la empresa o bien, la persona física o moral a la que se debe pagar una deuda, por ejemplo, proveedores, entidades bancarias e incluso instituciones gubernamentales a través del pago de impuestos, en este supuesto, a la empresa se le conoce como deudor y por ende la contraparte sería el antes mencionado, acreedor.

Indicadores de actividad

Son todos aquellos que se relacionan directamente con las ventas y el cobro por estas mismas, con ellos se mide la capacidad de operación con la que cuenta la empresa en relación con sus inventarios y administración de los activos.

Uno de los análisis más específicos y de mayor significado dentro de este análisis es el indicador de “rotación de inventarios” el cual refleja con certeza, el tiempo que la empresa necesita emplear para vender el inventario por completo, es decir, la capacidad que se tiene para convertir este stock en activo líquido o bien, como ya se mencionó anteriormente, en efectivo.

Otros de los indicadores de actividad es el “pago a proveedores” el cual mide el tiempo promedio que la empresa emplea para saldar el monto total por deudas a los proveedores, por otra parte, el indicador de rotación de cajas y bancos señala el porcentaje de efectivo con el que se cuenta al día para cubrir los gastos diarios.

> Siguiente: >>