Definición del Impuesto Mínimo Global - Ejemplos, y Reforma Fiscal

A. Dubey, Lic. en Economía (UNAM)
12/2021

Es un tributo fiscal que toda empresa multinacional debe aportar para evitar la evasión fiscal y tener un equilibrio en finanzas internacionales. Aún es una propuesta que esta siendo apoyada por la mayoría de los países que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), a lo que, en fechas recientes, se ha dado a conocer que el grupo de los países del G20 han respaldado una revisión profunda a dicha acción para su entrada en el año 2023.

Los especialistas aseguran que con esto se disminuye una desigualdad comercial entre naciones, ya que, no importa dónde se encuentre radicada la empresa, se tiene que pagar el impuesto al gobierno local, donde se está operando.

A partir de este nuevo agregado al sistema tributario, se tiene que cambiar el marco jurídico y fiscal en todo el mundo. Se pretende que el impuesto sea del 15% sobre los ingresos netos de 20 mil millones de euros a más o que tenga utilidades por arriba del 10%, hasta ahora el acuerdo sigue en negociaciones, motivo por lo que en cada día se suman nuevas propuestas. Estados Unidos ha sugerido el 21% siendo esto demasiado alto para algunas empresas que inician con un proceso de exportación, además de una situación grave en la ventaja competitiva.

Siendo esta una tasa internacional, las empresas preferirán quedarse en países de alto poder adquisitivo, donde los impuestos internos a los individuos son mucho menores y los salarios elevados.

Ejemplos del desafío de adaptación: México y Estados Unidos

El impuesto mínimo global se integraría o se fundaría a partir de los impuestos locales, siendo esta una disparidad que se aprecia en el siguiente ejemplo: en México existe una tasa máxima del impuesto sobre la renta a personas físicas y morales, en el caso de las físicas es de hasta el 35% siendo en otros países del 40% o hasta el 50% como lo es en Canadá, por lo tanto, se tendría que adaptar un aumento que sería catastrófico al interior. Las personas tendrían que pagar mayor impuesto de su salario cuando estos no son tan competitivos como en las otras naciones. Lo mismo sucede con referencia a las personas morales, el impuesto sobre la renta es del 30%, y en la mayoría de los países que conforman la OCDE es de 24%. Tendría que adaptarse a la baja, y podría ser complicado disminuir abruptamente los ingresos del estado que ya estaban destinados o propuestos para un fin determinado. Esto no solo se aprecia de manera contrastante en México, sino que en muchos países emergentes sucede lo mismo.

Cabe destacar que en Norteamérica ya existe un impuesto similar para las empresas por las ganancias que estas obtienen en el extranjero, el cual se ha pensado en aumentar. Esta puede ser una traba para la integración del nuevo impuesto global, aunque los asesores del presidente Biden no descartan la participación y aceptación; se debe establecer igualdad de condiciones, lo cual se ve complicado. Se tendría que aceptar la eliminación de impuestos internos para que las empresas no tengan beneficios en ciertos lugares a comparación de otros. Para esto, las ventajas competitivas entre las naciones deberán ser bajo otros rubros como la liquidez, el poder adquisitivo y capacitada mano de obra. Tendrán que ofrecer algo que interese a inversionistas y empresas.

Reforma fiscal adaptable

Si bien el impuesto mínimo global es una buena idea, se debe considerar una planeación a renovación de reforma fiscal de todos los países y a nivel internacional. La idea que es las empresas no paguen doble impuesto y no exista una desigualdad de intereses a inversiones.

Muchos financieros del mundo aportan ideas para que se tenga una adecuada funcionalidad que beneficie a todos, además de evitar otro tipo de evasión, como empresas de menor tamaño que tengan utilidades por debajo de lo propuesto, y de esta manera no pagar el monto requerido.

Es importante que las naciones no determinen su crecimiento bajo el cobro de impuestos, se debe pensar en un crecimiento y estabilidad económica con reformas adecuadas a la producción e innovación.

> Siguiente >>