Definición de Dinero Bancario

A. Dubey, Lic. en Economía (UNAM)
May. 2022

Es el valor que se introduce a las cuentas de ahorro y crédito en la banca comercial, no es efectivo pero tiene una importante liquidez y utilidad a partir de su condición de valor, con este dinero se realizan préstamos y créditos para poder incentivar la producción nacional, ya que regularmente se usa para apoyar la creación de negocios, para capitalizar y evolucionar una empresa establecida; el dinero bancario son los depósitos que regularmente realiza la gente a sus cuentas, las cuales aportan diferentes rendimientos dependiendo del carácter de la cuenta, existen cuentas de inversión, de ahorro, para el retiro, de nómina y cheques por mencionar algunas tradicionales donde regularmente siempre se están generando depósitos y que son atractivas para las personas por los beneficios a diferentes plazos.

Clasificación de las opciones de cuenta

Este dinero se llega a considerar parte de la capitalización de los bancos, con él se crea más dinero, de donde salen rendimientos y gastos de operación que tienen estas instituciones financieras, los depósitos bancarios se clasifican en tres categorías:

- Depósitos de cuentas corrientes. Estas se caracterizan por la capacidad de poder ser usado el dinero cuando la persona lo desee, así como también agregar dinero a la cuenta, son también conocidas como débito, el banco suele cobrar una ligera comisión por el manejo de la cuenta, en especial cuando se trata de una cuenta de nómina, esta cuenta es donde se paga al trabajador su salario, las empresas llegan a construir acuerdos con los bancos para que crear cuentas a cada uno de ellos, los cuales pueden utilizarlas bajo diferentes modalidades, de ahorro o crédito si es necesario cuando se llegan a pedir préstamos.

- Depósitos de ahorro. Estas cuentas tienen un plazo para poder hacer uso del dinero, esto dependiendo del tiempo es que el banco ofrece los porcentajes de rendimiento, por lo regular se abren con un cantidad determinada, pero después de ello el interesado puede depositar los montos que quiera; en estas cuentas se consideran también las del ahorro para el retiro, donde la persona puede hacer contribuciones de cualquier cantidad para ir aumentando su cifra.

- Depósitos a diferentes plazos. De toda la diversidad de productos que ofrecen los bancos alguna siempre se adapta a las necesidades de los ahorradores e inversionistas, a partir de gama es que se catalogan los depósitos a diferentes plazos, algunos son de varios años, donde se van generando depósitos voluntarios hasta que se venza dicho periodo, existen también algunas inversiones que se pueden ampliar o disminuir en el corto plazo, de hasta dos o tres meses.

Medición de la reserva bancaria

El dinero bancario se llega a traducir como la reserva de fondos que tiene la institución, algo similar a lo que sucede en el banco central con las reservas internacionales para definir el valor del tipo de cambio, mientras mayores reservas se tenga de dólares, la moneda local se aprecia, en la banca comercial o interna sucede lo mismo, mientras mayores depósitos este tenga su capacidad de liquidez es positiva.

Para medir dicha capacidad monetaria se usa el multiplicador del dinero cuya fórmula es:

M = 1 / c

Con esta función se conoce cuantas veces se multiplicará el dinero de un préstamo o crédito mientras se gasta y cuando este se regresa al sistema bancario, donde M son los agregados o depósitos y c el coeficiente de caja (reservas)

Por ejemplo, un depósito de una familia de $10,000 pesos a su cuenta de ahorro, con un coeficiente de 10% que forma parte de la reserva del banco, lo que tendrá que guardar de esa cantidad siendo de $ 1000 y el resto es lo que se presta a crédito, es decir $ 9,000, esta acción se genera en cada depósito.

Sustituyendo:

10,000 = 1 / 10%
= 10,000 x 10
= 100,000

Se multiplica m por el dinero inicial, ahora existen $ 100,000 de pesos en el mercado, es un efecto multiplicador gracias a los préstamos, todo préstamo o crédito que ofrece el banco siempre regresa a modo de depósito, el cual vuelve hacer utilizado como dinero bancario.