Definición del Dilema del Prisionero

A. Dubey, Lic. en Economía (UNAM)
12/2021

Es una situación que forma parte de la teoría de juegos donde dos o más integrantes eligen de manera autónoma una alternativa a seguir, dependiendo esta de sus beneficios que quieren alcanzar los cuales se vuelven un incentivo; este dilema se representa en una posición estresante que se hubiera o se puede evitar si todos cooperan desde un principio en la búsqueda del equilibrio; el dilema del prisionero fue una aportación del matemático canadiense Albert W. Tucker en la década de los cincuenta y se adaptó a la economía por los fenómenos que aparecen debido a las decisiones por parte de los entes económicos, los cuales son la familia, las empresas y el estado.

Clasificado como un escenario de un juego no cooperativo, el dilema del prisionero se basa en la postura que tienen dos arrestados acusados de robo, donde a falta de pruebas, la policía debe buscar la confesión para que la sentencia sea mayor, ya que si bien tienen los bienes robados se presumen inocentes hasta que se pruebe lo contrario y se defina qué fue lo que paso, con tan solo las pertenencias en su poder alcanzan un pena mucho menor por posesión a la adquieren si son culpables confesos por robo; si estos cooperan y deciden no confesar se determina que tienen mayores beneficios, existen diferentes escenarios a los que se llega dependiendo de una combinación de decisiones que estos pueden tomar.

El funcionamiento del dilema del prisionero

La dinámica es colocar a los dos prisioneros en cuartos separados, esto se da mucho en la actualidad en muchos ambientes, no solo en el judicial como es reconocido, sino también de manera simbólica en lo científico, social y político, ya que está basado en la probabilidad. Mientras los interrogan individualmente, le ofrecen a cada uno sentencias mínimas, actuando como incentivos para que confiesen. Este ejemplo se puede graficar de la siguiente manera, con ello se puede entender fácilmente las posibilidades entre los diferentes resultados:

Se propone que ambos confiesen y salgan libres rápidamente, esta probabilidad es algo nula, por lo que se toma en cuenta, pero se determina con un valor de cero, sin embargo, pudiera que uno si confiese, este saldrá libre pero su compañero no, encerrándolo por delito grave a 11 años. Si los dos no confiesan pagan en la cárcel un delito menor como ya se ha mencionado; en esta posición donde ambos mienten es posible que pasen en la cárcel tan solo tres años.

Si ambos confiesan son acusados de robo y pasarán 10 años en la cárcel. Por supuesto que, su mejor decisión, es mentir, donde cada uno pasará tres años en prisión. Esta zona es conocida como equilibrio de Nash, donde, como observamos arriba, la estrategia de los jugadores permite obtener el mismo resultado u beneficio para cada integrante.

El dilema del prisionero en la economía

Esta situación metafórica-matemática es clave con respecto a la relación entre los anteriores entes económicos mencionados, en donde cada uno de ellos toma decisiones que afectan de manera directa al otro. Por ejemplo, las empresas pueden tomar un enfoque de aumento en los precios por tener costos elevados, lo que se verá reflejado en las decisiones de consumo de las familias, donde a mayor precio menor demanda, causando un deterioro económico que afecta al equilibrio y al crecimiento, provocando un ambiente negativo donde todos pierden. Este dilema pone en práctica la cooperación y la contemplación hacia el otro jugador.

De la misma forma el estado debe tomar decisiones que permita el desarrollo pleno de los otros dos jugadores, estas resoluciones que propone el gobierno se aprueban por representantes del pueblo y de las empresas, por lo que es difícil que su estrategia sea enfocada a su beneficio particular. En todo juego hay reglas, afortunadamente las que involucran el crecimiento económico están legalmente constituidas.

> Siguiente >>