Definición de Crecimiento Económico

Angel Larrama, Lic. en Economía (UdelaR) | 10/2021

El crecimiento económico describe una tendencia ascendente respecto de la producción de bienes y servicios en una economía, delimitado por un espacio temporal específico, midiéndose a partir de la variable macroeconómica del Producto Interno Bruto (PIB), que representa el valor de mercado, basado precisamente en la cantidad de bienes y servicios fabricados a nivel local. Asimismo, hace referencia a la evolución del bienestar económico de la población. En tal sentido, existe consenso entre los economistas, de que el PIB es la variable que mejor refleja el bienestar económico o el estándar de vida de una sociedad.

Por otro lado, conviene realizar dos precisiones en relación al uso del aumento del PIB como medida del crecimiento económico. Primero, el PIB se debe expresar en términos reales, es decir, ajustado por los efectos de la inflación, para cuantificar correctamente el aumento de la producción de bienes y servicios, dejando de lado las distorsiones provocadas por el aumento de los precios. Segundo, dado que el estudio del crecimiento económico se centra en la evolución del nivel de vida de la población, es importante observar el comportamiento del PIB per cápita, lo cual cobra mayor importancia cuando se realizan comparaciones internacionales.

1. Ejemplos respecto de la disparidad del PIB per cápita entre países y a lo largo del tiempo

Los datos del PIB real por persona muestran que los estándares de vida varían ampliamente de un país a otro, y a su vez, los desempeños de los países en materia de crecimiento económico han sido dispares a lo largo del tiempo.

En el siguiente cuadro se presentan datos del Banco Mundial, sobre el PIB real per cápita de tres países latinoamericanos –Argentina, Chile y Uruguay –, China y Estados Unidos, para los años 1960 y 2020.

Si consideramos los datos del año 2020, se observa que el PIB real per cápita de Estados Unidos es seis veces el de China o Argentina. Esto quiere decir que, en promedio, la cantidad de bienes a la que accede un habitante de Estados Unidos es seis veces la cantidad de bienes a la que accede un ciudadano de China o de Argentina. Por otro lado, si comparamos la evolución a lo largo del tiempo, comparando para cada país, el PIB real per cápita de 1960 con el de 2020, salta a la vista el caso de China, país para el que su PIB real per cápita actual es casi 44 veces el del año 1960. Esto implica que actualmente, un ciudadano Chino promedio, dispone de una canasta de bienes y servicios 44 veces “más grande” que la que podían comprar sus abuelos.

Ante las diferencias observadas entre países, y a su vez, las diferentes evoluciones a lo largo del tiempo, cabe preguntarse cuáles son los factores que explican el crecimiento económico.

2. Los determinantes del crecimiento económico de largo plazo

2.1. El factor clave: La productividad

¿Cuál es el determinante fundamental del crecimiento económico? Existe consenso entre los economistas especializados en el estudio del crecimiento económico que la productividad, es decir, la capacidad de un país para producir bienes y servicios es el determinante clave del crecimiento.

En palabras de Krugman et al (2013):

Por su parte, como ejemplifica Mankiw (2012):

Por lo tanto, si el crecimiento económico es determinado por la productividad, para entender por qué crecen los países, debemos comprender por qué crece la productividad. Sin embargo antes, es importante definir de qué hablamos cuando hablamos de productividad. En efecto, cuando en economía se habla de productividad, se está haciendo referencia a la productividad del trabajo, a su vez la productividad del trabajo, puede analizarse como la cantidad de bienes y servicios producidos por trabajador o por hora de trabajo. En definitiva, lo importante es que cuando pensamos en la productividad, nos referimos a la relación entre una determinada cantidad de producción y una determinada cantidad de trabajo. De esta forma, si un país aumenta la cantidad de bienes y servicios producidos en relación a la cantidad de trabajo aplicada a la producción, estará aumentando su productividad, y esto generará un mayor crecimiento económico.

2.2. Factores a nivel de productividad: capital físico, capital humano, recursos naturales y conocimiento tecnológico

Los economistas especializados en el crecimiento económico han encontrado cuatro factores que determinan la productividad.

A) El capital físico refiere al conjunto de equipo y estructuras que se usan para producir bienes y servicios. En consecuencia, si los trabajadores de un país cuentan con más capital físico para emplear a la producción, serán más productivos, es decir, lograrán producir una mayor cantidad de bienes. Por ejemplo, imaginemos un panadero que cuenta con un horno para fabricar pan, si incorpora un horno adicional –aumentando así su capital físico – podrá producir más pan que antes, y por ende, será más productivo. Esta explicación válida para el panadero, la podemos aplicar para la economía de un país, y por esta razón, aquellos países que realizan mayores inversiones en capital físico logran aumentar su productividad.

B) El capital humano es el conocimiento y capacidades que adquieren los trabajadores por medio del sistema educativo, la capacitación laboral y su experiencia. El capital humano incluye las capacidades que obtienen las personas desde la primera infancia, la escuela básica, la enseñanza secundaria, las escuelas técnicas, la universidad y la capacitación en los lugares de trabajo. Si bien el capital humano es intangible, tiene una importancia central para la productividad de los países, por ejemplo, para el panadero de poco serviría tener un horno adicional si no sabe cómo usarlo. Por otra parte, los estudios sobre el crecimiento económico han encontrado que el efecto del capital humano sobre la productividad es incluso más importante que el del capital físico. Por lo tanto, si los países quieren aumentar su productividad, para poder tener un mayor crecimiento económico –un mejor estándar de vida para sus habitantes – deben invertir en la educación de su población, para dotarla de mayores conocimientos y habilidades que en el futuro podrán aplicarse a la producción.

C) Los recursos naturales, al igual que el capital físico y el capital humano, son factores productivos que pueden aplicarse para la producción de bienes y servicios, pero a diferencia de aquellos, son insumos provistos por la naturaleza, como la tierra, los bosques, el agua, el viento, la energía solar y los recursos minerales. Los recursos naturales pueden ser renovables, como es el caso del viento, ya que por ejemplo, si se emplea para producir energía eléctrica a partir de un molino, el viento no se agota, y en el futuro podemos esperar nuevas corrientes de aire para generar nueva energía. Sin embargo, también hay recursos naturales no renovables, como el petróleo, que es un ejemplo paradigmático de un recurso natural finito, ya que no puede volver a generarse una vez que se consume. La disponibilidad de recursos naturales es un factor importante para la productividad, ya que por ejemplo, si un agricultor dispone de mucha tierra para plantar podrá lograr un mayor nivel de producción.

D) Finalmente, destaca el conocimiento tecnológico, o simplemente, la tecnología, que es la comprensión de la sociedad de las mejores formas de producir bienes y servicios. Este factor puede generar importantes diferencias en la productividad, y por ende, en los niveles de vida de los países. En consecuencia, aquellos países más avanzados tecnológicamente suelen tener estándares de vida superiores que los países más atrasados. Para entender por qué la tecnología es importante, pensemos el siguiente ejemplo, supongamos que hay dos leñadores, uno emplea un hacha, y el otro, una motosierra –es decir, utilizan tecnologías distintas para producir madera. En este caso, es esperable que el leñador que utiliza la motosierra logre producir una mayor cantidad de leña por día que el que usa un hacha. Estas diferencias, también aplican para los países, y por esto, es posible encontrar países avanzados tecnológicamente como Japón o Estados Unidos que tienen altos estándares de vida, gracias a sus mayores niveles de productividad.

Fuentes bibliográficas

- Krugman, P., Graddy, K. & Wells, R. (2013). Fundamentos de Economía.

- Mankiw, G. (2012). Principios de Economía. Sexta edición. Cengage Learning.

> Siguiente >>