ampliar imagen
Img.: Roman

Definición de Coste de Oportunidad

A. Dubey | 09/2021

El coste de oportunidad remite a la alternativa de elegir una mejor opción con referencia al consumo de un producto, a la inversión o sobre variables en las que se necesita tomar una decisión ante una gama de posibilidades. Este término no solo se aplica al ambiente económico, sino también en cuestiones espirituales, físicas y filosóficas, involucrando una elección a cambio de dejar de lado opciones a las que se renuncia una vez que se ha resuelto el dilema.

Esta teoría se suele aplicar de manera constante en la vida diaria, ya que somos altamente consumidores de cientos de productos y servicios. En cada catálogo dinámico por lo general hay que elegir una cosa, y al comprarla o adquirirla puede ser que exista un arrepentimiento porque no causó la satisfacción necesaria, pero el gasto ya ha sido realizado, por lo que se debe encaminar el consumo de manera inteligente. Lo mismo pasa en las inversiones, donde surge un término conocido como riesgo, de modo que al decidir la dirección de nuestro dinero, se debe tener conciencia de que hay un porcentaje de peligro con resultados negativos, suponiendo pérdidas a nivel económico.

El coste de oportunidad siempre se encamina a un objetivo, el cual es el máximo beneficio, pero bajo una premisa determinante, que consiste en el hecho de tener recursos limitados, y con ello se deben cubrir todas las necesidades. Por ello, siempre se busca la mejor opción, a veces orientada a los recursos disponibles, sean monetarios o en especie si es que se habla en términos de productividad. Las opciones monetarias existen en todos los ámbitos económicos, también en la política y las finanzas, ya que todo requiere de financiamiento para arrancar e iniciar un proyecto u negocio o para solventar ciertas necesidades.

¿Cómo se calcula el coste de oportunidad?

La medición de este dilema a la elección se puede hacer bajo una ponderación calificativa sobre lo que se puede ganar a costa del sacrificio de dejar de lado otras cosas u oportunidades, y se puede valorar con una base de datos o tabla, cuya fórmula se puede expresar de la siguiente manera:

CO = SACRIFICO / GANANCIA

Siendo CO el coste de oportunidad, en esta fórmula entra en competencia los recursos disponibles, los cuales es tornan parte fundamental de la clasificación de las oportunidades.

Por un lado, una medición cuántica se determina bajo un análisis y estimación de los benéficos, y por el otro, la cantidad de ingreso disponible para concretar dicha acción. Ya sea comprar o invertir, la fórmula se traduce en:

CO = INGRESOS TOTALES – BENEFICIO ECONÓMICO

Estas acciones se realizan tanto a nivel macro como microeconómico. Las empresas siempre buscan obtener mayores beneficios, pero al tener delimitados sus ingresos y capital, deben estudiar alternativas para lograr cumplir sus metas, llevando a definir una elección precisa de compras de materias primas, estrategias de ventas adecuadas y una gran variedad de oportunidades en financiamiento.

Encrucijada al Estado

Esta situación subjetiva vinculada a la naturaleza de los recursos limitados afecta o beneficia de alguna manera el crecimiento económico. Los países se deben adaptar a sus necesidades de financiamiento y producción para competir y brindar a la sociedad el bienestar necesario, a lo que se enfrentan a dilemas en cuanto a elección de las oportunidades para crear un escenario positivo.

Las oportunidades se consideran y evalúan al momento de hacer políticas económicas y enfocar los ingresos a programas de vital importancia. De este modo, puede ser que lo más importante en un momento sea apoyar al sector agropecuario, el cual brinda mayores ganancias por el comercio de este tipo de productos al exterior, con lo que se mantiene una balanza comercial estable, dejando de lado otros rubros que debe apoyar por no tener el suficiente dinero, como brindar soporte al sector energético posicionado a punto de quebrar por falta de inversión. Esta situación se presenta en un supuesto de que ambos sectores se encuentran al límite de la ruina, escenarios que, sin duda, pueden encontrarse durante una crisis.

Por estos motivos, los gobiernos tratan de obtener mayores ingresos a encaminar al financiamiento de programas y políticas, y evitar un alto coste de oportunidad. El destino de las inversiones es sin duda el factor esencial para generar un equilibrio.

> Siguiente: >>