ampliar imagen
Img.: Siridhata

Definición de Ciclo Económico-Macroeconómico

Nadia Ayar Rojas | 09/2021

El ciclo económico, en el espectro de la macroeconomía, refleja la dinámica de una especie de montaña rusa, no necesariamente sobre movimientos bruscos, sino más bien paulatinos y que, por lo tanto, permite clasificar cinco instancias (expansión, auge, recesión, seguidamente de un estancamiento y una eventual recuperación, repitiéndose indefinidamente), experimentado por un estado, cuyas consecuencias pueden extenderse hacia sus socios comerciales como un efecto dominó, tal como puede ocurrir entre Estados Unidos y México o Brasil y Argentina, por lo que la problemática originada en una potencia regional puede tener un impacto de magnitudes incalculables.

El conjunto de factores que pautan la situación describe el comportamiento y nivel del crecimiento económico, y dependiendo de las circunstancias del momento que se atraviesa, las autoridades centrales tomarán decisiones sobre las variables económicas y adoptarán una política monetaria expansiva o restrictiva.

Etapas del ciclo económico

En términos generales, el ciclo financiero de una economía inicia en un periodo de expansión, donde su crecimiento es constante y seguro. Tal crecimiento lleva a la economía a un punto máximo, es decir, a la etapa de auge. En esta etapa, el ambiente económico es de certidumbre y países extranjeros aumentan sus inversiones en el país debido a la buena imagen que tiene el país.

Este auge se mantendrá lo más que se pueda, pero inevitablemente la economía comenzará a caer debido a los efectos provocados por el incremento del endeudamiento y la sobreproducción, iniciando la etapa de recesión, donde el crecimiento de la economía será negativo y el país se encontrará en un ambiente de incertidumbre y desconfianza. En esta etapa, incrementa el desempleo al disminuir la producción de las empresas y es cuando los inversionistas extranjeros comienzan a retirar sus capitales del país.

Después de esa dolorosa caída, se llegará a un punto mínimo, tocando así la fase de estancamiento. Éste es el punto más crítico del ciclo e invita a que inmediatamente el banco central y el gobierno tomen acciones para incentivar nuevamente el crecimiento económico. Por lo tanto, se tomarán decisiones en materia de política monetaria que ayudarán a entrar nuevamente a un periodo de crecimiento positivo. A esta última etapa se le conoce como recuperación.

Siguiendo con la lógica del ciclo, esta fase de recuperación llevará a una etapa de expansión, seguida del auge, la recesión, el estancamiento y así sucesivamente, una y otra vez.

Diferencias entre un periodo expansivo y otro recesivo

Para simplificar el entendimiento del comportamiento del ciclo económico, consideremos dos periodos en el ciclo: 1) el periodo expansivo donde el crecimiento económico incrementa y 2) el periodo recesivo donde el crecimiento cae. Así pues, cabe mencionar que el periodo expansivo se caracteriza por entradas de capital, mayor endeudamiento, aumento en el precio de los activos como vivienda y acciones, apreciación de la tasa de cambio e incremento en la demanda. Mientras que el periodo recesivo se caracteriza por todo lo contrario.

Bajo una economía con altos precios y un bajo nivel de riesgo, el crecimiento económico se verá estimulado debido a las entradas de capital, dando lugar a una expansión en la economía. Este crecimiento hará que la tasa de cambio se aprecie y que la demanda y precio de los activos aumenten, provocando un incremento en la economía de los hogares, empresas y gobierno gracias al aumento en el valor de sus activos. Este incremento permitirá que estos agentes económicos tengan mayor capacidad de solicitar préstamos y endeudarse. Como consecuencia, el riesgo del crédito aumentará.

Lo anterior, da entrada al periodo de recesión, donde la tasa de cambio se deprecia y el valor de la moneda disminuye al igual que el poder de compra, el precio de los activos, la demanda y la riqueza de los agentes económicos. Tanto la capacidad de endeudamiento como el nivel de riesgo crediticio bajarán, llegando nuevamente a una economía con precios altos y un bajo nivel de riesgo.

Relación entre el ciclo económico y la política monetaria

El banco central tiene la facultad y responsabilidad de controlar el crecimiento económico a fin de lograr los objetivos planteados. Este control se puede realizar mediante el incremento o la disminución de la oferta monetaria, es decir, del dinero que hay en circulación en la economía, provocando un impacto en las inversiones, el endeudamiento, la producción y el empleo. Dependiendo de la postura que tome el banco central, se dirá que éste está aplicando una política expansionista o una política contractiva.

Si lo anterior no fuera suficiente, el gobierno podría también recurrir a medidas proteccionistas o de libre mercado para incentivar o no el movimiento de capitales y para apreciar o depreciar el tipo de cambio y, de la misma manera, impactar las variables económicas que definen las etapas del ciclo económico.

> Siguiente: >>