ampliar imagen
Img.: Yuromanovich

Caída del Bitcoin y especulación frente al dólar y el oro

A. Dubey | 07/2021

Consecuencia de un efecto de desconfianza generado por las críticas, la especulación y la regulación que se pretende establecer, con la propuesta a que exista un ente legal que gestione las actividades, ya que ocurren miles de acciones ilegales que producen gran volatilidad en los mercados financieros, el bitcoin sufrió una histórica y estrepitosa caída que empezó en mayo y se extiende a la fecha, amenazando con llegar al denominado cruce de la muerte, un escenario donde la caída es inevitable, bajo una tasa de error bastante baja.

Factores especulativos constantes

A pesar de que la criptografía y las monedas virtuales son toda una realidad desde hace doce años, siguen siendo activos denegados por las autoridades monetarias, siendo los intereses económicos un determinante para ello, otra vertiente para que no se tenga una absoluta confianza al dinero criptográfico, es por los desplomes en los mercados de valores; uno de ellos apareció fuertemente en el 2017, donde el precio del bitcoin cayó estrepitosamente debido a la especulación y por la valoración ante el dólar.

Otro factor, fueron los hackeos constantes que causaron conmoción y desconfianza en los inversionistas, por lo que los mercados de las criptomonedas como el Coinbase dejaron de funcionar hasta más de dos días seguidos, algunos ciudadanos comunes en Londres perdieron los ahorros de toda la vida y no solo se dio en catastrófico en ese lugar, también en otros países.

El valor máximo y mínimo alcanzados por el Bitcon al respecto del dólar norteamericano

En 2021, el trece de abril bitcoin alcanzó su valor máximo, U$S 63,223.88; luego, el veinticinco de junio, sufrió una estrepitosa caída hasta los U$S 31,622.09, tal como lo refleja el gráfico.

El valor de la moneda

El poder de una nación depende de su moneda y su gran percepción crediticia, el tipo de cambio debe ser lo suficientemente fuerte para cumplir y competir en una globalización comercial. El dólar es la moneda bajo la que se basa el valor del dinero de todo el mundo. Mientras se tengan más reservas en valor al dólar se puede determinar la supremacía económica de un país, siendo los integrantes del G7 los más ricos bajo esta característica.

Por otra parte, los países en vía de desarrollo o economías emergentes son los que importan la tecnología, y una gran cantidad de productos y maquinaria que las naciones desarrolladas producen, siendo el crédito en este intercambio algo relevante, ya que se otorga para sobrellevar estos mercados emergentes que benefician de manera desigual. Estos créditos se amplían o determinan siempre y cuando exista una reserva monetaria estable y solvente.

El oro y el bitcoin

No solo con reservas en dólares se mide el valor de una moneda, también con la cantidad que se tiene de oro. Este valor se ha determinado desde el origen del dinero, de forma que la nación con más cantidad de este metal era y es de las más estables. Es importante destacar que las naciones con mayor cantidad de oro siguen siendo las mismas integrantes del G7 y lo venden a los mercados emergentes de la misma manera que las diferentes exportaciones.

Desde su origen en el 2008, el bitcoin fue diseñado matemáticamente para actuar como el estándar oro, pero sin estar centralizado por un banco central, por ello el proceso de la moneda virtual se llama minería, ya que actúa de la misma manera en la extracción de este metal precioso, donde la velocidad es lo más importante en su funcionamiento y valor, por ello, es que los bitcoins deben gastarse rápidamente para crear más.

El bitcoin, al igual que el oro, tiene un valor intrínseco. La apreciación actual se le ha dado por los usuarios que han creído que esta es una alternativa importante para generar poderío económico, es decir, su alta demanda. Este dinero virtual, al igual que el oro, no se puede falsificar, no se degrada y se tiene un suministro limitado; sin duda tienen mucha similitud, por ello, es que se definió como una buena alternativa para romper con la desigualdad comercial entre naciones exportadoras y los mercados emergentes.

Ejemplos y debates del uso real del bitcoin

Países restringidos y cuya moneda está en crisis

Sin embargo, existen también historias de salvación, un ejemplo del uso de las criptomonedas es Venezuela, este país ha estado en una crisis económica desde hace muchos años, la cual ha mantenido a su moneda (Bolívar) en una devaluación severa, el dólar se utiliza para ciertas transacciones, sin embargo este tipo de cambio es rastreable y con ello la transacción llega a ser censurada o nula por el bloqueo económico; la solución ante esto fue el bitcoin, este permitió que las personas conservaran su riqueza e incluso usar dólares en mercados negros, siendo una actividad muy común en ese país, aunque a pesar de esto esta minería también está siendo perseguida por el gobierno de Maduro y busca exterminarla, ya que el gobierno se empeña en implementar la suya conocida como Petro. Este tipo de acciones también están sucediendo en la actualidad en El Salvador.

Regulación para enfrentar la ola de actividades ilegales

En México se lleva a cabo un debate en el congreso, donde se pretenden regular las transacciones en criptomonedas e investigar y atacar a las instituciones que utilicen la compra y venta de estos activos virtuales, las autoridades fiscales han determinado implementar sanciones a quien emitan u ofrezcan dichos instrumentos, cabe destacar que la Unidad de Inteligencia Financiera ha encontrado cuentas ilegales que son parte de actividades de lavado de dinero, motivo por el cual urge regular.

Un utópico y libertario escenario ante la desigualdad global se puede dar bajo una reserva de bitcoin o cualquier otra criptomoneda siempre y cuando sea considerado su valor bajo un patrón oro, siendo un factor importante para establecerse como una nación fuerte ante sus competidores. Hipotéticamente, se puede usar esta riqueza para invertir internamente y agilizar la economía, ya que, a diferencia del oro, el bitcoin se puede transferir de una forma fácil y rápida, como también almacenar de manera sencilla y seguir. Toda esta funcionalidad tecnológica es a costos muy bajos.

Este universo tecnológico puede ser la solución a diferentes problemas financieros. Se ha vuelto una alternativa para lugares en crisis y con devaluaciones. Lo que los gobiernos han generado hasta ahora, es tratar de clasificar el tipo de transacciones para determinar un control a largo plazo, especialmente en Estados Unidos, generando con esto un dilema de legalidad y gestión que no termina de cuajar, ya que es difícil establecer políticas por las amplias redes sobre las que trabaja el método criptográfico. Este descontrol por supuesto no es conveniente para algunos poderosos. Tal vez con una gestión centralizada realizada por una institución, se mantenga la estabilidad necesaria, evitando crisis como la que disparó en junio.

> Siguiente: >>