Definición de Bonos Financieros

A. Dubey, Lic. en Economía (UNAM)
Feb. 2022

Los bonos son activos de deuda que emiten las instituciones para poderse financiar, ya sea que se trate de una empresa en el sector privado o del mismo gobierno. Los mismos se ofrecen bajo un rendimiento, el cual suele ser atractivo para los inversionistas, ya que dicho beneficio es sin riesgo alguno, sin impuestos y a plazos diferentes capaces de acomodarse a las necesidades particulares. Los bonos altamente llamativos son los que emite el gobierno por su confiabilidad: cada país tiene sus bonos, por ejemplo, en el caso de México se conocen como CETES, certificados de tesorería, en Estado Unidos se conocen como Bonos del tesoro.

Cabe destacar que no solo se emite un tipo de, sino que es posible que coexistan varios, diferentes, y cada uno con sus propias características. Por ejemplo, en México además de los CETES, existen los Bondes, los cuales tienen diferente valor nominal y se pagan a tiempos completamente distintos, en este caso puede ser de hasta siete años mientras que con los CETES es a un año máximo y mínimo 28 días, otro rasgo a considerar son las fluctuaciones en las tasas de interés, en el caso de los Bondes es variable, en los CETES es fija, esto depende mucho del tiempo de valor de dicho certificado, tal cual como en México, otros países de Latinoamérica cuentan con gamas y combinaciones de instrumentos financieros de deuda, que emiten tanto empresas como el gobierno con la finalidad de obtener ingresos.

Tipos de bonos internos e internacionales

El bono es una especie de préstamo que hace un inversionista a la institución, una vez que esta se estabiliza y se encuentra generando los cambios pertinentes con el capital recibido van pagando el adeudo y los rendimientos a las personas que invirtieron, el bono es algo similar a una promesa de pago o pagare, en muchas ocasiones se utilizan los bonos para reestructurar la deuda obtenida bajo otro formato como un crédito u fondo; a partir del tipo de adeudo y los rendimientos que se ofrecen es que se pueden clasificar los bonos:

- A la par. Se pagan bajo la misma cantidad con la que se compró.

- Bajo par. Cotiza debajo de su valor de emisión, es decir si un bono cuesta 100 pesos se ofrece al mercado en 50 con esto se gana sin duda un rendimiento evitando riesgos.

- Sobre par. Caso contrario se cotiza por arriba de su valor en el que sale a la luz.

- Cero. Cantidad fija a pagarse a un futuro, fuera de intereses y otros factores, este tipo de bono por lo regular es de corto plazo.

- De cupón. Se paga su valor nominal a futuro, cuando dicho instrumento tenga una madurez, también está libre de intereses.

- Canjeable o convertible. Este tiene un importante valor de cambio, ya que se puede cambiar a otro formato de bono de nueva emisión.

Los bonos tienen un periodo de vida, una vez vencidos no tienen valor alguno, es por ello, que al invertir se debe tener en cuenta su duración y sus propiedades.

A lo largo de la historia y el ejemplo de los bonos Brady

A partir de la funcionalidad de estos activos y su aporte a la estabilidad, es que se han usado para salir de crisis mundiales, tal es el caso de los bonos Brady, llamados de esta manera por la estrategia conocida como plan Brady, el cual buscaba ayudar a los países emergentes a salir de sus graves problemas de endeudamiento una vez que estos entraron en crisis en la década de los ochenta, arrastrando créditos que habían solicitado en décadas pasadas. Este bono sirvió para eliminar, renovar y estructurar su financiamiento a un largo plazo. El adeudo se sigue pagando en la actualidad. Tambié,n se usan recurrentemente este tipo de bonos para los gobiernos que lleguen a necesitarlos, claro que para solicitarlos se necesitan de ciertos requisitos.

Por ejemplo para obtener el beneficio del bono Brady se requerían ciertos detalles económicos, como el facilitar la inversión extranjera y eliminar las actividades del gobierno en acciones empresariales, es decir, incitar a la privatización. Estas obligaciones se conocieron como el Consenso de Washington. Cabe destacar que este bono fue avalado por el FMI y el Banco Mundial a pesar de ser una creación de la reserva federal norteamericana. Los bonos Brady se caracterizaban por ser del tipo a la par y debajo de la par.