Definición de Bienes Libres y Bienes Económicos

A. Dubey, Lic. en Economía (UNAM)
Abr. 2022

los bienes libres llevan en su nombre la analogía, son aquellos que no tienen un precio, que se encuentran de manera ilimitada en el ambiente y no sufren de alguna transformación, el más claro ejemplo de un bien libre es el sol o el aire. En cambio, los bienes económicos gozan de sufrir una transformación para su utilidad, algo que vuelve similares a estos dos bienes es que son necesarios para la vida, a diferencia que a los bienes económicos se le agrega un valor y precio, teniendo como función determinante satisfacer la necesidad de un consumidor y aportar una placer en diferentes casos, ya que existen muchas opciones ante su consumo, por ejemplo la ropa es de necesidad básica pero existen cientos de marcas con diversos diseños, la comida es otro caso con el que se puede identificar a los bienes económicos.

Principios

Este tipo de bienes suelen ser medidos por el grado de necesidad y escasez, todos los bienes tienen cualidades con lo cual se logran clasificar, ya sea por la necesidad, por el placer que generan, por su funcionalidad, por su facilidad de ser encontrados y por su proceso de producción, siendo estas de los rasgos más usuales aunque no los únicos, ya que también puede ser el precio y su valor de utilidad.

La importancia de estos bienes es determinante para la existencia, por lo que gracias a la preservación se pueden mantener, son tan importantes que por ello se deben disminuir los altos grados de contaminantes, ya que están afectando los océanos, el aire y la temperatura del planeta generando cambios que afectan la funcionalidad de algunos de estos tipos de bienes.

El sol es un elemento clave para cosechar, siendo gratuito para este proceso de producción, sin embargo, el producto que surge de dicha acción si tiene un precio, los vegetales o flores que suelen salir de dicho proceso tiene un valor, el cual se transmite a los consumidores, lo mismo sucede con la venta de energía generada por esta luz, logrando con esto la transformación de un bien libre y creando un bien económico.

Categorías

Tanto los bienes libres como los económicos, se consideran escasos porque su abundancia se encuentra en riesgo, la necesidad de tener este tipo de bienes es altamente disponible, casi infinita dirían algunos especialistas, por lo que siempre están en demanda, esta cualidad es algo que los vincula y que permite clasificarlos, la diferencia es que los bienes económicos suelen cambiar su precio a partir de muchas variables, como el ingreso y el desempleo, estos bienes producidos tienen una distribución de identidad que se basa en su forma, procesamiento y pertenencia:

- Bienes muebles, estos se pueden mover de un lado a otro, ejemplos de estos son las televisiones, un coche, una mesa, silla, todo objeto que se traslada.

- Bienes inmuebles, son aquellos que tienen la característica de ser fijos, no se pueden mover, por lo que se consideran en esta vertiente las construcciones, terrenos y yacimientos.

- Bienes de consumo, productos terminados que han pasado por un proceso de transformación.

- Bienes de producción, con este tipo de objetos se pueden producir otros bienes, un ejemplo de este es una maquinaria que ayuda a fabricar un bien de consumo.

- Bienes públicos, pertenecen a la nación, en el caso de México una muestra es el petróleo, es un bien que pertenece a todo el país.

- Bienes complementarios, son bienes que su función se basa en una fusión, el más claro ejemplo es un coche con el combustible o energía que lo hace andar.

- Bienes sustitutivos, un bien que satisface la necesidad al igual que otro pero son de diferente índole, el azúcar y la miel son bienes sustitutos, con ambos se puede endulzar.

Los bienes económicos suelen entrar en una condición de calidad para su consumo, el libre albedrio de los consumidores pueden decidir qué tipo de bien consumir dependiendo de sus necesidades y satisfacción.